Que tus palabras no separen

¿Para qué te sirve?

Este vídeo, en clave de parodia, nos habla de la importancia de ajustar nuestro discurso a los conocimientos del receptor. De ser sensibles en la comunicación, utilizando para ello un lenguaje claro, sencillo y descriptivo. Y, sin duda lo que mejor funciona, utilizar las propias palabras de nuestro interlocutor.

Los tecnicismos pueden establecer distancia entre el emisor y el receptor, y en vez de unir y conectar; separar. Situaciones como las del vídeo pueden ocurrir en contextos más delicados (contextos sanitarios, jurídicos…) en los que, con nuestro lenguaje técnico, podemos hacer que la persona se sienta más insegura y “desvalida”. Y además, impedir que nuestro mensaje le llegue.

Por otro lado, este vídeo también nos hace pensar en aquellas situaciones en las que evitamos hacer preguntas, por miedo al ridículo, tal y como le ocurre al protagonista. Sin embargo, ser capaz de expresar abiertamente las dudas y admitir que no comprendemos algo, nos permite lograr un mejor entendimiento. Esta parte nos recuerda a la distinción de coaching “vulnerabilidad”. Ser “vulnerables” para reconocer que no hemos entendido o no sabemos hacer algo, que necesitamos ayuda, etc. Supone ir más allá del miedo inicial, de la vergüenza, del pensamiento de “que van a pensar los demás de mí si reconozco que no sé hacer esto”. Para pasar a entender la vulnerabilidad como una fortaleza que nos “humaniza”, nos conecta con los demás (al pedir ayuda) y nos permite abrirnos al aprendizaje.

Por último, también podemos utilizar este vídeo para trabajar cómo ponernos en el lugar del otro, cómo tener una comunicación activa y empática. Además de que el protagonista no reconociera sus problemas con el inglés, ninguno de los compañeros se ha preocupado por verificar que hubiera comprendido bien los mensajes. Sin duda, una parte de la comunicación empática implica verificar si la persona ha comprendido bien lo que hemos querido expresarle, dejándole espacio para que nos de su feedback.

 

“Tenemos dos oídos y una boca para escuchar el doble de lo que hablamos”, de Epíteto.

 

Reflexiona y actúa

¿Qué conclusiones obtienes del vídeo? ¿Cómo has visto la comunicación? ¿Qué ha faltado? ¿Cómo crees que se ha sentido el protagonista? ¿Qué tendría que haber sucedido diferente para conseguir una mejor comunicación? ¿Qué tendría que haber hecho diferente el protagonista? ¿Y sus compañeros?

¿Te sientes identificado con alguna situación? En tu trabajo, formaciones, reuniones, presentaciones… ¿cómo te comunicas? ¿Cómo presentas la información? ¿Cómo te aseguras de que tus palabras llegan a la otra persona? ¿Has recibido feedback reciente sobre el impacto de tus comunicaciones? Es decir, si llega el mensaje, si convence, etc. ¿Qué aprendiste de ese feedback? ¿Utilizas tecnicismos? ¿En qué situaciones? ¿Con quién? ¿Qué ganas y qué pierdes con ellos? ¿Qué valor crees que aportan a la comunicación? ¿Qué es para ti una buena comunicación sin tecnicismos? ¿Qué harás diferente después de ver este vídeo?

 

Amplía información

Recomendamos esta charla TED de Julian Treasure: “Cómo hablar de forma que la gente te quiera oír”.

Este post: “¿Es mejor utilizar un lenguaje técnico o un lenguaje llano?

Y “Comunicación o Conversación” de Jaime Pereira @jaimepereira.

Por último, os recordamos este vídeo en @Estimulando: “Hablando claro, evita tecnicismos”.

Imagen por Eleazar

Visto 2589 veces

¡Comparte tu opinión! Cuantas más visiones, más interesante ;-)

Tu dirección de email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados como (necesario):

Vídeos relacionados

Novedades

Más vistos

Volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies