Que tu pasión no arruine tu comunicación

¿Para qué te sirve?

Este simpático spot argentino es un ejemplo de cómo nuestra pasión puede jugarnos una mala pasada y sin querer, hacernos perder el gancho con nuestro interlocutor o audiencia. Además, ser poco concretos en nuestra comunicación, divagar, no leer las señales corporales de nuestro interlocutor y no dar respuestas claras a lo que nos preguntan, tampoco nos ayuda a mejorar nuestra comunicación.

Aunque en este caso se añada un toque de humor, más de una vez seguro que nos hemos sentido aburridos o poco escuchados por alguien a quien solo parecía interesarle oírse a sí mismo. También un buen ejemplo de cómo no adaptar nuestro discurso a las particularidades de la situación y a las necesidades del colectivo. El protagonista parece olvidarse de donde está y de lo que necesita la gente a su alrededor, se deja llevar solo por su propia pasión: el fútbol. Muestra así una falta de comprensión y de empatía hacia las personas que le rodean.

Interesante también para aquellas personas que hablan en público, como muestra de la importancia de mantenerse siempre “conectado” con las necesidades de la audiencia y adaptar, no solo el contenido del mensaje, sino también el lenguaje, el cuerpo y la emoción a ellos. El protagonista, además de estar desconectado de su audiencia, parece no ser capaz de leer las señales verbales de confusión que las personas le envían. Un guiño también al silencio, que en muchas ocasiones es la mejor conversación, una forma inteligente y valiente de acompañar a alguien en un momento triste.

“Nunca rompas el silencio, si no es para mejorarlo”, de Ludwig Van Beethoven.

 

Reflexiona y actúa

¿Qué te ha sugerido el vídeo? ¿Qué has sentido? ¿Qué crees que le ha ocurrido al protagonista? ¿Cómo puede alguien desconectarse tanto de quien tiene enfrente? ¿Cómo crees que se sienten el resto de personas? ¿Qué cualidades o habilidades personales crees que le faltan al protagonista para conectar con su audiencia? ¿Qué no le está permitiendo enganchar con ella? Si hubieras estado allí, ¿qué le hubieras dicho? ¿Qué feedback le hubieras dado?

 

¿Te ha ocurrido alguna situación similar? ¿Qué pasó? ¿Alguna vez has tenido la misma sensación de alguien que “se ha ido por los cerros de úbeda”? ¿A ti también te ha pasado alguna vez? ¿Qué te faltó para adaptar más tu comunicación y ser más conciso? ¿Qué crees que podrías haber hecho diferente? ¿Cuál es la clave para ser concreto y conciso en la comunicación?

 

Amplía información

Recomendamos post:

 

Recomendamos dos charlas TED:

 

Por último, os recordamos este vídeo en @Estimulando: “Cupidity. Adaptar nuestro discurso”.

 

 

Imagen por Rosa Pomar

 

 

Visto 851 veces

¡Comparte tu opinión! Cuantas más visiones, más interesante ;-)

Tu dirección de email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados como (necesario):

Vídeos relacionados

Novedades

Más vistos

Volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies