Decisiones precipitadas

¿Para qué te sirve?

A veces las prisas nos hacen tomar decisiones precipitadas, sin valorar las diferentes opciones y sus implicaciones. En tono de humor, vemos cómo la impaciencia tiene sus consecuencias ya que el conductor sufre un imprevisto con su airbag al presionar a la anciana para que cruzara más rápido. 

En ocasiones, tomar una decisión para obtener un resultado inmediato nos hace perder la empatía hacia la otra persona y sus circunstancias.

Gestionar la necesidad de conseguir un objetivo y valorar las características, el contexto y las posibilidades del entorno, podrán facilitar la toma de decisiones y anticipar las consecuencias.

Reflexiona y actúa

Piensa en la última vez que tomaras una decisión precipitada, ¿qué te faltó para valorar cada alternativa? ¿Qué te impidió hacerlo? ¿Qué repercusiones tuvo? ¿Qué vas a hacer diferente a partir de ahora? ¿Qué método o estrategia te podría ayudar? ¿Qué plan de acción propones?

Amplía información

Recomendamos este post sobre las «trampillas» en la toma de decisiones.

Visto 4200 veces

¡Comparte tu opinión! Cuantas más visiones, más interesante ;-)

Tu dirección de email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados como (necesario):

nueve − ocho =

Vídeos relacionados

Volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies