juzgar

No juzgues sin conocer

¿Para qué te sirve?

Para reflexionar sobre la facilidad con la que, a raíz de un hecho, emitimos un juicio, probablemente infundado. Comprender la diferencia entre hechos (objetivos, ejemplo: “La mesa es cuadrada”) y juicios (subjetivos, ejemplo: “La mesa es bonita). No hay que dejarse llevar por las apariencias o primeras impresiones que probablemente nos lleven a tomar decisiones incorrectas.

Reflexiona y actúa

¿Qué conclusiones obtienes del vídeo? ¿Qué ejemplos te vienen a la cabeza? ¿En qué situaciones podemos tomar juicios como si fueran hechos? ¿Qué podrías hacer para evitar que esto te ocurra? ¿Qué estrategias puedes poner en marcha? ¿Qué ganarías?

Amplía información

Recomendamos libro: No es lo mismo (Silvia Guarnieri y Miriam Ortíz de Zárate)
Recomendamos artículo: Juicios y Creencias. (Miriam Ortíz de Zárate)
Imagen por SebastianºDelgado

Visto 5645 veces

¡Comparte tu opinión! Cuantas más visiones, más interesante ;-)

Tu dirección de email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados como (necesario):

Vídeos relacionados

Volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR