indomable

La chica perfecta

¿Para qué te sirve?

Esta escena de “El indomable Will Hunting”, dirigida por Gus Van Sant, nos gusta para trabajar aspectos como la flexibilidad y la capacidad de adaptarte a diferentes personas, sabiendo ver lo bueno de cada una de ellas.

También trabaja muy bien la aceptación del otro con sus cosas buenas y malas. Cuando en coaching decimos que “aceptamos al otro” es que estamos legitimando cada parte de su ser. No le juzgamos, sino que le comprendemos y no pretendemos cambiarle, aun cuando nos cueste entender su manera de ver el mundo o afrontar la vida. Esta aceptación del otro como “legítimo” es la máxima expresión el amor. La aceptación permite construir relaciones desde la confianza, ayudando al otro a crecer. Igualmente, tal y como apunta Sean (Robin Williams), aceptar cómo somos cada uno de nosotros, con nuestras virtudes y nuestros defectos también nos abre muchas puertas y nos hace más auténticos.

La escena también nos recuerda a la distinción exigencia/excelencia y al control. Will (Matt Damon) tiene miedo a que la imagen de la chica que se llevó en la primera cita se desmorone, que no sea tan perfecta como creía. Esto casi le cuesta la segunda cita. Pensar que el amor, que las relaciones, etc. son perfectas puede llevarnos a la decepción. La perfección no existe, existe la excelencia, entendida como el cuidado y la atención por aprender y ser mejores personas, pero sin reprocharse cosas ni sentirnos frustrados. En la excelencia disfrutamos del camino con nuestra pareja, aceptamos sus diferencias, e incluso, les sacamos “jugo”. En la exigencia, tendemos a querer controlar a nuestra pareja, buscando que las cosas sean perfectas, algo paradójico, pues la perfección no existe.

 

Reflexiona y actúa

¿Qué has sentido al ver el vídeo? ¿Qué te llevas como reflexión? “La gente llama a estas cosas defectos, pero no lo son, son lo mejor”, ¿qué te sugiere esta frase de Sean? ¿Qué son para ti los defectos? ¿Qué te aportan? ¿Dónde pones el foco cuando miras a las personas? ¿Dónde pones el foco cuando piensas en tu mujer, en tus hijos, en tus padres, en tus amigos, cuando buscas pareja, etc.?

 

Piensa en las relaciones más cercanas que tengas, ¿cuáles son los “pecadillos” de estas personas? ¿Qué te aportan? ¿Qué te falta para estar en la confianza hacia tu pareja? ¿Te gustaría cambiar algo de tu manera de mirar y aceptar a tus seres queridos? ¿Qué vas a hacer diferente?

 

Amplía información

Las reflexiones sobre la aceptación y la distinción de exigencia/excelencia las hemos obtenido del libro “No es lo mismo”, escrito por Silvia Guarnieri y Miriam Ortiz de Zárate.

 

Muy recomendable es este post: “¿Por qué queremos cambiar al otro?” Sobre la aceptación del otro y cómo tenemos que canalizar la energía que utilizamos en querer controlar y cambiar a nuestra pareja en observarnos y preguntarnos a nosotros mismos qué hay detrás de querer cambiarle.

 

También, “La aceptación, es un gran paso hacia tus objetivos”. Sobre la aceptación de nosotros mismos y de las situaciones que nos acontecen.

 

Y un poema de Osho que nos ha gustado: “Sólo cuando puedes aceptar el ser del otro tal como es, tienes amor”.

Por último, os recordamos este vídeo en @Estimulando: “Para los que no buscan ser perfectos”.

 

 

Visto 674 veces

¡Comparte tu opinión! Cuantas más visiones, más interesante ;-)

Tu dirección de email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados como (necesario):

Vídeos relacionados

Novedades

Más vistos

Volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR