El silencio habla

¿Para qué te sirve?

Este vídeo, además de dejarnos asombrados por la capacidad de persuasión del protagonista, nos hace reflexionar sobre cuán importante es cuidar la comunicación en una conversación telefónica. Cuidar no solo nuestras palabras, sino también nuestro tono. Escuchar, mostrar interés y preocupación por la necesidad del cliente, mantener la calma y tratar de ayudarle en la medida de nuestras posibilidades, ofreciéndole soluciones alternativas a su petición.

Y además, utilizar el silencio, una de las herramientas, paradójicamente, más valiosas a la hora de comunicarnos. El corto, aun a pesar de su duración, nos engancha hasta el final. Nos ha gustado por el significado que confiere al silencio. En un silencio pueden suceder cosas mágicas. Cuando observamos en silencio agudizamos nuestros sentidos y percibimos aspectos de la realidad que de otra manera pasarían inadvertidos. El verdadero silencio no solo ocurre cuando no hablamos, sino cuando somos capaces de apagar nuestra “radio interna”, es decir, todos aquellos pensamientos y preocupaciones que inundan nuestra cabeza. Si nos concedemos ese silencio interior, nuestra mente apreciará en mayor medida los detalles del día a día, una sonrisa, un sonido agradable… El silencio en la comunicación es clave, puede ayudarnos en una conversación, muestra una escucha generosa y empática. El silencio es una oportunidad para escuchar al otro sin interrumpirle. El silencio es también una fuente de autoconocimiento. Estando en un silencio “mental” llegaremos a sitios a los que seguramente no llegaríamos de otra manera, nos haremos nuevas preguntas, etc. De hecho, el silencio es una herramienta muy utilizada por coaches, tereapeutas, etc. porque invitan a que el cliente/paciente piense por sí mismo y se plantee nuevas preguntas y desafíos. Por último, el silencio a la hora de hacer presentaciones en público también es importante. En palabras del experto en presentaciones Gonzalo Álvarez Marañón @ArtePresentar “Todo discurso termina en el silencio y en la sonrisa, no en la palabra. Es el maridaje perfecto”.

“No rompas el silencio si no es para mejorarlo”, de Ludwig van Bethoveen

 

“Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio”. Proverbio hindú

Reflexiona y actúa

¿Qué te llevas del vídeo? ¿Cómo describirías la comunicación entre la operadora y el cliente? ¿Qué cosas destacarías de la comunicación de ella y qué mejorarías? ¿Qué opinas de la comunicación del protagonista? ¿Persuasión o manipulación? ¿Qué herramientas utiliza para convencer a la operadora?

En cuanto al silencio, ¿realmente el silencio habla? ¿Cómo utilizas tú el silencio? ¿Has probado a contemplar la naturaleza en silencio? ¿Cuántos espacios de silencio “mental” tienes al día? Es decir, espacios en los que tu cabeza se vacía de preocupaciones, pensamientos negativos, etc. ¿Qué puede hacer el silencio por ti? ¿Y por tu familia/pareja/amigos? ¿Qué le pedirías al silencio? ¿Cómo podrías hacer un mejor uso de esta herramienta en tu comunicación? ¿En qué conversaciones o con quién te apetecería utilizarlo más? ¿Qué harás diferente entonces?

 

Imagen por Steve Weaver

 

Visto 849 veces

¡Comparte tu opinión! Cuantas más visiones, más interesante ;-)

Tu dirección de email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados como (necesario):

Vídeos relacionados

Novedades

Más vistos

Volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies