Cómo decir adios en el trabajo

¿Para qué te sirve?

Un ejemplo de falta de confianza y comunicación entre jefes y empleados. Cuando piensas que una situación es injusta o te perjudica, cuando alguien incumple una promesa, rompe un compromiso; te genera una emoción negativa (frustración, venganza, etc.) y juicios sobre la culpabilidad del otro. Ante estas situaciones podemos quejarnos con nosotros mismos, o desahogarnos con otras personas; pero también podemos expresar nuestra queja en forma de reclamo productivo ante la persona que generó nuestra frustación. De ahí, la importancia de la comunicación abierta en las organiciones.

Reflexiona y actúa

¿Qué le ha llevado a actuar de esa manera? ¿Qué otras opciones podría haber utilizado el empleado para exprear su malestar con la empresa? Piensa en una situación en la que estés molesto o insatisfecho por algo, ¿cuánto tiempo llevas comiéndote la cabeza? ¿Con qué personas te has desahogado? ¿Has conseguido algo con eso? ¿Qué otras opciones podrías intentar? Entonces, ¿qué vas hacer diferente?

Amplía información

Pista: Distinción del lenguaje: Queja vs Reclamo. Recomendamos libro: No es lo mismo (Silvia Guarnieri y Miriam Ortíz de Zárate)

Visto 2253 veces

¡Comparte tu opinión! Cuantas más visiones, más interesante ;-)

Tu dirección de email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados como (necesario):

quince − once =

Vídeos relacionados

Volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies