Andes, bailarina no escuchada

¿Para qué te sirve?

Para tener en cuenta la importancia de la escucha empática. Escuchar empáticamente conlleva estar presente al 100% para la otra persona; es decir, escuchar poniéndose en el lugar del otro, con la intención de comprenderle profundamente, tanto intelectualmente como emocionalmente. Oír y escuchar son verbos muy diferentes. No basta tener interés, sino que hay que mostrarlo. Y no basta con mostrar interés, hay que sentirlo.

Reflexiona y actúa

¿Qué ocurre en el vídeo? ¿Alguna vez te has sentido como la bailarina? ¿Qué sentiste? ¿Qué hiciste? ¿Cómo notaste que la otra persona no escuchaba? ¿Alguna vez sentiste que no escuchabas a una persona 100%? ¿Para qué lo hiciste? ¿Qué sentiste? Ahora, ¿qué harías diferente?

Amplía información

Pista: La escucha. (Rafael Echeverría) 
Recomendamos presentación.

Visto 1774 veces

¡Comparte tu opinión! Cuantas más visiones, más interesante ;-)

Tu dirección de email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados como (necesario):

doce + 10 =

Vídeos relacionados

Novedades

Más vistos

Volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies